Press "Enter" to skip to content

Coronavirus: ¿Viene la era de la post verdad o de los hechos?

Por Suzanne Loftus, The Globalist.com.- Conocemos el lamento: la confianza social en las instituciones ha disminuido, ya que la población en general está más inclinada a creer que instituciones, como la academia o los medios de comunicación, son simplemente plataformas a través de las cuales el establishment intenta controlar la narrativa en la sociedad.

¿Un ambiente “post-verdad”?

En medio de esta crisis de confianza, la actual “era de la información” es un caldo de cultivo perfecto para la perpetuación de múltiples narrativas en competencia, desconfianza, confusión, sensacionalismo, polarización y crea lo que parece un ambiente “post-verdad”.

Sin duda, las redes sociales juegan un papel inmenso en este concepto de “post-verdad”. Pero a pesar de toda la información errónea sobre el virus COVID 19 que está flotando, esta pandemia ha revelado un giro interesante en forma de una verdad emergente.

¡Son los hechos, estúpido!

Las personas pueden decir lo que quieren decir, pero simplemente no hay manera de lidiar con los números reales.

Números como la cantidad de casos, la cantidad de muertes, las camas de hospital necesarias, los ventiladores necesarios y la presencia de los efectos de una respuesta en comparación con otra en este conjunto de variables.

Es cierto que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y algunos medios derechistas de los Estados Unidos, junto con Fox News, estaban minimizando la enfermedad, diciendo que era un “engaño”. Sin embargo, una vez que los números los alcanzaron, ya no había forma de salirse con ese tipo de retórica.

Hacer caso omiso de los hechos es peligroso para tu vida

Algunos líderes, junto con sus medios de comunicación más solidarios, han tratado de ponerse al día de sus lentas reacciones y están tratando de culpar a otros por sus propias fallas, ya sea en términos de acciones administrativas no tomadas u opiniones de los medios sin sentido.

Las acusaciones de este tipo suenan mucho más huecas ahora. Un líder responsable conoce y admite fallas y se enfoca en cómo mejorar de ahí en adelante.

Y, por supuesto, los medios de comunicación responsables tienen el deber de informar con precisión cómo nuestros líderes manejan la situación y qué aconseja la comunidad científica, sin sucumbir a una mayor hiperpolitización de los eventos.

En pocas palabras, la credibilidad se pierde cuando uno juega con asuntos de vida o muerte en esta escala. E incluso los verdaderos creyentes se preocupan por su propia vida y/o muerte. En tal escenario, ya no prefieren operar sobre la base de la incredulidad suspendida.

Brasil: una lección dura e inspiradora para los negadores de hechos

Brasil es un buen ejemplo de cómo puede reaccionar el público cuando un líder no actúa responsablemente ante una crisis de salud pública de esta proporción. Jair Bolsonaro aún no ha recibido la nota de que desconfiar de la comunidad científica y generar información errónea puede ser peligroso.

En cambio, el presidente de Brasil describió la enfermedad como un «resfriado» y acusó a los medios de comunicación de su país de fabricar histeria. Mientras tanto, los gobernadores de Brasil se adelantaron e impusieron bloqueos utilizando sus propios poderes, pero Bolsonaro alentó a los brasileños a ignorarlos.

Su irresponsabilidad hacia la crisis ha provocado una fuerte reacción del público. A través de su imprudencia con la vida de los brasileños, ha acelerado la posibilidad de su propia partida en la escena política.

Mientras tanto, el índice de aprobación del ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, se ha disparado al 76% por su manejo de la crisis del coronavirus, ya que informa activamente a la población sobre la situación actual y las medidas apropiadas para tomar.

En contraste, la popularidad del presidente Bolsonaro cayó al 33%, mostró una encuesta de Datafolha.

Por lo tanto, incluso la propia base de apoyo de Bolsonaro, las personas que lo eligieron con la esperanza de que reduciría la corrupción desenfrenada en Brasil, lo han considerado irresponsable ante esta crisis.

El ejemplo brasileño ciertamente crea una esperanza concreta para cambios similares que ocurren en otros países.

COVID 19 y liderazgo responsable: ¿una reacción antipopulista?

Por lo tanto, esta crisis mundial en realidad ofrece un gran impulso positivo para los medios de comunicación más basados ​​en hechos. Este es un momento en que los líderes políticos que abogan por ignorar a los expertos, que están interesados ​​en sembrar la confusión y que se aferran a la falta de transparencia, son vistos como irresponsables.

Porque tal irresponsabilidad durante una crisis de salud pública puede conducir fácilmente a más infecciones y muertes, estos líderes tienen que enfrentar su propia música.

No hay lugar para la “post-verdad” en el manejo de esta crisis. Negar los hechos y la verdad causa un peligro absoluto para la sociedad. Manejarlo mal con fines políticos es imprudente.

Del mismo modo, alentar las narraciones falsas no solo evita que el objetivo aborde el problema y responda con urgencia, sino que se adjunta a sanciones reales para quienes los promueven.

Al final, hay una clara elección binaria entre lo que es responsable aquí y lo que no lo es.

El liderazgo importa

Para todos los desafíos que ahora tenemos que enfrentar, el caso de COVID 19 mostrará que el liderazgo responsable no solo es necesario, sino que es fundamental para la supervivencia.

Si bien los medios tienen una responsabilidad importante de señalar la información errónea y las deficiencias, hay un juego aún mayor en curso.

Si trabajamos juntos como sociedad para combatir al enemigo común de la información errónea y asumir la responsabilidad, las personas pueden sentir la sensación de que pueden controlar su entorno y contribuir a un bien mayor.

Eso, casualmente, es un sentimiento que brinda una sensación de tranquilidad que ayudaría a estabilizar nuestra actual crisis de confianza.

Suzanne Loftus es profesora de Seguridad Nacional en el Centro Europeo de Estudios de Seguridad George C. Marshall

Mission News Theme by Compete Themes.