Press "Enter" to skip to content

El lobby (y las amenazas) de Albemarle para que Chile apruebe su aumento de producción de Litio

Agencias.- La gigante estadounidense del Litio, Albemarle, lanzó una agresiva campaña de lobby luego que los reguladores chilenos rechazaron su solicitud de aumentar la producción del mineral, destacando la importancia de la compañía para la economía y los trabajadores de Chile.

Así lo señala un reportaje exclusivo de Reuters, difundido hoy por el servicio de noticias de Yahoo! Finance.

De acuerdo con la publicación, los movimientos detrás de escena se producen incluso cuando Albemarle ha ignorado públicamente las preocupaciones de los analistas e inversionistas sobre la creciente presión regulatoria en Chile, hogar de las mayores reservas de litio del mundo.

Ellen Lenny-Pessagno, quien se convirtió en gerente nacional de Albemarle en Chile en octubre, se reunió con la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN) el 23 de noviembre pasado para discutir el rechazo, de acuerdo con documentos presentados en el sitio web de Transparencia que no habían sido reportados anteriormente.

La agencia, que supervisa las ventas de litio y las exportaciones de Chile, rechazó la solicitud de Albemarle en septiembre para aumentar su cuota de extracción, lo que frenó los planes de expansión a largo plazo del mayor productor mundial de metal ultraligero.

El presidente ejecutivo de Albemarle, Luke Kissam, enfatizó en una conferencia telefónica en noviembre con inversionistas que el rechazo de CCHEN «no es un gran problema, ¿vale? No es un gran problema».

Sin embargo, Lenny-Pessagno, ex diplomático que ocupó altos cargos en el Departamento de Estado de EEUU en defensa de las empresas de energía renovable de Estados Unidos en España, Chile y Colombia, dijo al director interino de CCHEN, Mauricio Lichtemberg, que la decisión del regulador en septiembre tuvo un impacto en los trabajadores e inversores, según actas de la reunión.

Lenny-Pessagno discutió «cuán importante es Albemarle para Chile desde el punto de vista de la inversión, como fuente de empleo directo y para los contratistas«, muestran las actas.

Albemarle paga a Chile más de US$100 millones anuales en royalties de litio, lo que le otorga cierta influencia financiera y política en el país, según Reuters.

La visita de Lenny-Pessagno a CCHEN fue la segunda en varios meses por un ejecutivo de Albemarle. Eric Norris, jefe de la división de litio de Albemarle, había volado a Santiago desde las oficinas centrales de la compañía en Carolina del Norte en octubre, poco después del rechazo, según los registros de transparencia de los cabilderos.

Lenny-Pessagno también se refirió a las inversiones de la minera en otros países, según las actas de las reuniones.

Ella le dijo al director de CCHEN que Albemarle estaba haciendo nuevas inversiones en Australia, lo que compite con que Chile sea el mayor productor de litio del mundo.

El día antes de la reunión, Albemarle había anunciado un acuerdo por mil 150 millones de dólares para formar una empresa conjunta con la australiana Mineral Resources.

Esa empresa, si se concreta, eventualmente producirá más litio del que Albemarle tiene autorización para vender desde Chile.

Lichtemberg (director de la CCHEN) reiteró a Lenny-Pessagno los mismos puntos que hizo en la resolución inicial de septiembre, según el acta, estos son, que Albemarle no había proporcionado los detalles solicitados sobre cómo planea triplicar la producción de litio del Salar de Atacama de Chile sin utilizar más agua.

Los reguladores están tomando medidas severas contra el uso del agua por parte de los mineros de cobre y litio en el salar, que se encuentra en el corazón del desierto más seco del mundo.

El mes pasado, Reuters informó que los reguladores ambientales habían rechazado los planes de Albemarle de construir una planta para procesar 42.500 toneladas de carbonato de litio por año en la costa de Chile, otra faceta crítica de sus planes a largo plazo.

Mission News Theme by Compete Themes.