Press "Enter" to skip to content

La siniestra amenaza del coronavirus desde China

Por César Chelala, The Globalist.com.- Las felices expectativas para las vacaciones de fin de semana del Año Nuevo Chino se han visto atenuadas por una nueva infección viral que se está extendiendo rápidamente en China. Se han confirmado casos en Beijing, Shanghai y la provincia de Guangdong, así como en otros países.

La causa raíz evidente es que, desde fines de 2019, personas de Wuhan, la séptima ciudad más grande de China, con una población de 11 millones de habitantes, habían sido infectadas con una neumonía viral cuya causa era desconocida.

Ecos de SARS

Ahora el virus ha sido identificado como un nuevo tipo de coronavirus. Otros dos tipos de coronavirus son SARS y MERS. El nuevo virus está generando preocupación por la posibilidad de una nueva epidemia de SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), que mató a miles de personas en 2002 y 2003.

A partir de ahora, se han encontrado personas infectadas con este nuevo virus en China, Japón, Tailandia y Corea del Sur. El 21 de enero de 2020, se informó el primer caso en los Estados Unidos, en un hombre que regresaba a los Estados Unidos de un viaje a Wuhan.

El SARS surgió como un nuevo virus corona en 2002, infectando a personas en el sur de China, luego en el resto del país y finalmente infectando a más de 8 mil personas en 37 países y matando a más de 750. Afortunadamente, no se han reportado nuevos casos de SARS desde entonces.

MERS, el primo del SARS

Algunos coronavirus, identificados por primera vez en humanos a mediados de la década de 1960, causan el resfriado común. Se han encontrado otros coronavirus en murciélagos, camellos y otros animales y pueden causar enfermedades graves que conducen a la muerte.

Se cree que el virus MERS (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente) se transmitió originalmente a humanos desde camellos dromedarios. Parece transmitirse con menos facilidad que el SARS de humano a humano.

El virus MERS tiene una mayor letalidad que el SARS, matando al 35% de los infectados. Causó la muerte de más de 800 personas, la mayoría de ellas de Arabia Saudita.

Los antibióticos no tienen ningún efecto

Las personas infectadas con el coronavirus encontrado originalmente en Wuhan sufren tos, fiebre y dificultades respiratorias severas. Aunque algunos medicamentos antivirales pueden disminuir la gravedad de los síntomas, los antibióticos no tienen ningún efecto.

La recuperación de los afectados dependerá de la fortaleza de su sistema inmunitario, que ya está debilitado en los muy viejos y enfermos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado la detección agresiva del virus recién encontrado.

El Presidente chino, Xi Jinping, instó a los funcionarios de salud pública a tomar con urgencia las medidas apropiadas para controlar la propagación de la infección, diciendo que «los comités del partido, los gobiernos y los departamentos pertinentes en todos los niveles deberían poner la vida de las personas primero.

El cuerpo político chino responsable de la ley y el orden declaró que los funcionarios de menor rango que cubrieron la propagación del virus serían «clavados en el pilar de la vergüenza por la eternidad».

¿Restricciones de viaje a la vista?

Cientos de millones de chinos han comenzado a viajar para el Año Nuevo Lunar. Los funcionarios chinos esperan que se realicen tres mil millones de viajes en el período de 40 días que rodea esta celebración. Es importante saber de cualquier restricción de viaje. Sin embargo, hasta el momento, la OMS aún no ha recomendado ninguna reducción de traslados.

Tanto los funcionarios de salud chinos como el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU están monitoreando de cerca la situación, aunque este último admitió que hay «mucho más que aprender» sobre cómo se transmite el virus.

«Se pueden identificar más casos en los próximos días, incluso más en países fuera de China y posiblemente en los Estados Unidos», dijo la agencia estadounidense. «Dado lo que ocurrió anteriormente con MERS y SARS, es probable que continúe ocurriendo una propagación limitada de persona a persona».

Dentro de china

Mientras tanto, la comisión de salud de China ha indicado que el gobierno responderá con medidas apropiadas para controlar los brotes de las enfermedades más virulentas, incluida la notificación obligatoria de casos.

Esto es particularmente importante para poder seguir el curso de la enfermedad y concentrar los esfuerzos en las áreas más críticas.

Los residentes de Wuhan han cancelado los planes de ir a restaurantes para las celebraciones de Año Nuevo y están evitando lugares cercanos como cines y mercados comerciales. La ciudad está efectivamente cerrada.

Otros residentes están abandonando la ciudad y dicen que regresarán cuando el brote se haya contenido de manera efectiva. Muchas personas usan máscaras mientras se unen a amigos para chatear o jugar a las cartas.

Debido a que no existe un tratamiento o vacuna eficaz para proteger contra esta enfermedad, controlarla se basa en un conjunto clásico de medidas. Incluyen:

  • Identificación rápida
  • Gestión y aislamiento de posibles casos
  • Medidas de protección personal
  • Limitar lugares concurridos
  • Investigar los contactos cercanos de las personas infectadas para minimizar la posible transmisión

No se deben escatimar esfuerzos para controlar esta peligrosa enfermedad. Las buenas medidas preventivas pueden minimizar considerablemente el número de muertes.

Mission News Theme by Compete Themes.