Press "Enter" to skip to content

Evolución de las Batallas de Rap Freestyle en Santiago de Chile: De manifestación contracultural a parte del discurso hegemónico institucional

Por Brian Vásquez Mardones y Jorge Albornoz Barrientos.- El concepto de freestyle refiere en general a la aplicación o ejercicio de una práctica o arte, de manera improvisada. El Freestyle es una forma libre de acción y expresión, por lo que diversas disciplinas artísticas, culturales y deportivas utilizan el término.
Hoy en día, producto de su intempestivo crecimiento, impacto y relevancia a nivel mundial, en variados contextos, el término se refiere al rap freestyle, y específicamente a las batallas de rap freestyle. Así lo demuestran, por ejemplo, diversos buscadores de inteligencia artificial en redes sociales y medios de comunicación de toda índole. Por lo anterior es que hay que preguntarse ¿Qué son las batallas de rap freestyle, y cómo fue posible su evolución?

Esta columna se basa en el trabajo conjunto de los autores, enmarcado en la elaboración de tesis de grado y posterior producción del documental: “La evolución de las batallas de rap freestyle.” Para dicho proyecto, se realizó una importante investigación bibliográfica y decenas de entrevistas a reconocidas personas exponentes de la cultura Hip Hop y del movimiento de las batallas de Rap Freestyle en Chile.
Es difícil definir qué son exactamente las batallas de rap freestyle, al menos en términos teóricos, dado que es un tema científicamente poco estudiado y que su conocimiento responde a factores principalmente etnográficos o vivenciales.

En términos muy generales, podríamos decir que son “contiendas argumentativas”, que se realizan rimando sobre un beat o a cappella, de forma improvisada y en el contexto del rap (Rhythm And Poetry -ritmo y poesía-). Milka Minetti y Carolina Román, expresan que estas pueden ser escritas o improvisadas y en ambos casos: “(…) la competencia se inicia con una de las partes rapeando y componiendo letras en el momento, mientras la otra parte escucha con atención lo que su contrincante dice, y cuando le toca su turno le contesta, rapeando sobre lo dicho por su rival.”.

Las batallas de rap freestyle nacieron en E.E.U.U y se realizaban para resolver los problemas entre las pandillas y de esa forma erradicar la violencia que se vivía en los guetos.. Esto se desarrollaba en el contexto de la cultura Hip Hop, fuertemente influenciado por las raíces históricas africanas y en un contexto contra cultural, siendo el Rap, solo una de las ramas del Hip Hop. Tratándose de Chile, si bien es cierto que no hay una fecha particular para definir su llegada, se practicaba el rap improvisado desde finales de los 80, en modalidad libre, ya que los mc’s (maestros de ceremonia -cantantes de música rap), solían hacer freestyle cuando creaban sus temas, practicando encima de las canciones que sonaban o en son de la camaradería con quienes compartían la cultura Hip Hop.

En aquellos tiempos, las batallas de rap estaban más bien destinadas a resolver los problemas entre pandillas o individuos de la cultura Hip Hop, por lo tanto, eran contadas las instancias en las cuales se daban estos enfrentamientos. También se empezaron a frecuentar entre amigos, carretes sobre todo cuando se estrenó la película 8 mile en el año 2002, ya que con eso se descubrió cómo eran las batallas con un nivel de organización que las llevaba a los escenarios. .

Masificación de las batallas de rap freestyle en diversas culturas urbanas

En Chile hay registros de eventos de batallas, al menos, desde el 2000-2001 en adelante. El 2006, por su parte, se celebraría por primera vez un evento en Chile con un mayor nivel de organización y difusión, llamado Red Bull Batalla de los Gallos, en el que participarían Insano, Portavoz, MC Ryn, Search, entre otros. .

Aquel evento se empezó a celebrar el 2005 en decenas de países hispanohablantes con el objetivo de coronar a un campeón nacional, que posteriormente pudiese representar a su nación en un torneo internacional que coronara al mejor gallo. Este torneo se celebró hasta el 2008, y luego pasaría por lo que se conoce como el “parón de Red Bull”, ya que recién el 2012 se reanudó la competición.

En el 2009 Raúl Espinoza, “Satul”, tuvo la visión de crear un torneo de batallas de rap freestyle al que llamó Batalla de Maestros -BDM-. La convocatoria tuvo tanto éxito, que se vio obligado a hacer las clasificatorias el primer día, y en la segunda jornada, las eliminatorias desde los octavos de final en adelante.
La primera edición se realiza en la comuna de Puente Alto, Santiago de Chile, y el campeón fue Radamanthys, quien ganó en la final a Impacto.

BDM (sigla de Batalla de Maestros), se distinguió de los demás eventos de batallas porque estaba organizado por personas pertenecientes al mundo Hip Hop, jurados de renombre como, Mc Moder, Anita Tijoux, Racek, y también por tener beats exclusivos de la competición (Ibídem). La recepción del público fue tal que se siguieron realizando ediciones en los siguientes años, siendo la de 2010 un importante precedente. Esto ocurriría dado que se implementó una modalidad de enfrentamientos que consistiría en rapear con temáticas. Además, innovaría en los minutos libres con la incorporación del 4×4, 8×4, y posteriormente con el “round Deluxe”, o más conocido como a cappella .

Ese tipo de enfrentamientos eran muy comunes y disfrutados por el público, lo que llevó a que las batallas de rap se empezaran a subir a internet, y principalmente a YouTube. Esto hizo que las personas que no eran parte del mundo Hip Hop, pudiesen conocer y consumir batallas online, para luego asistir a las batallas de rap freestyle presenciales. Era tal su éxito, “que se estaban gestando eventos de índole internacional, que posibilitaron las conexiones con organizaciones de diversos países, expandiendo así las fronteras del freestyle y aumentando proporcionalmente su popularidad.”

De esta forma, BDM llega a tener impacto en 26 países de Iberoamérica, llegando a organizar competencias mundiales en México, Perú, Colombia y Chile, convirtiéndose así en la organización de batallas de rap freestyle con mayor extensión e impacto en la historia de la disciplina en idioma español, sentando las bases de su evolución futura, que se rastrean incluso en las competencias de hoy.

Otro hito importante, lo marcó el evento God level Fest, que se caracterizaba por ser un concierto de Hip Hop, que comenzó a invitar a freestylers chilenos y extranjeros desde su edición del 2015. Fue tal su impacto que las siguientes ediciones de God Level Fest se orientaron en su mayoría a las batallas de freestyle. Mientras ocurrían todos estos sucesos se realizaban torneos callejeros, principalmente en parques, los que aumentaban diariamente, llegando incluso a celebrarse, al menos, 3 batallas al día de distintas organizaciones.

Uno de los torneos que mayor repercusión tuvo en Santiago de Chile e Iberoamérica, fue DEM Battles, que suele celebrarse en el Parque Bustamante, lugar particularmente cosmopolita, que se encuentra dentro de los principales puntos de reunión de juventudes diversas en Santiago de Chile. DEM Battles se caracteriza por ser masivo, con decenas de millones de reproducciones online, reunir competidores de todas las regiones de Chile, tener beats realizados tanto con sonidos humanos como digitales (beat box y beat making), y por ser gratuito. Otra de las particularidades de DEM Battles, es que abre las batallas de rap freestyle a un amplio espectro de subculturas urbanas.

“En algún minuto se empezó a sumar más gente porque el freestyle es algo llamativo, siempre llama la atención porque siempre hay algo nuevo que crear. Siempre que tu mirai algo, podí crear una rima. Es algo muy espontáneo y eso siempre va a llamar la atención”. De ahí que hoy en día, en un evento de batallas de rap freestyle, es muy probable encontrar a un amplio grupo de personas que no se reconocen como miembros de la cultura hip hop.

En lo que respecta a la repercusión de las batallas de rap freestyle, ésta ha sido posibilitada, en parte, por las tecnologías de la información y de la comunicación o TICs, dado que son muchas las batallas subidas a internet, que después se masifican gracias a la instantaneidad, y a los usuarios que se dedican a hacer recopilaciones de las mejores rimas, video-reacciones, análisis de las figuras retóricas que se emplean, etc.
La práctica de las batallas de rap freestyle creció tanto que a Chile llegó Freestyle Master Series (FMS), una competición con un formato de exigencia superior a los convencionales, que busca fomentar el profesionalismo de la disciplina.

Esto porque se caracteriza por ser un enfrentamiento con 6 rondas que implican distintas exigencias y dificultades, se realiza una vez al mes en distintas regiones del país, los participantes disponen de un contrato y sueldos. Además, existe una rúbrica de funcionamiento, que posibilita un ranking de ascenso, que garantiza rotación de participantes todas las temporadas. También FMS (sigla de Freestyle Master Series), ha contribuido en gran medida la inclusión de públicos diversos en las batallas, con grandes espectáculos audiovisuales durante las batallas, colonizando canales de televisión de diversos países, gestionando un sistema de financiamiento de la actividad mediante sponsors oficiales, etc. A la fecha, dicha organización se encuentra oficialmente en 6 países, siendo también una de las grandes organizaciones mundiales en cuanto a impacto.

Este nivel de exposición mediática ha llevado a que muchas personas ligadas al mundo de las batallas de rap freestyle, sean reconocidas como personalidades públicas. “Somos los famosos de los famosos”, expresa Freddie Gonzáles, al señalar que a los eventos han ido celebridades chilenas, futbolistas y que por el hecho de ser un freestyler, muchos competidores incluso se han salvado de situaciones “poco ortodoxas”.
Toda esta masificación también ha traído factores negativos, principalmente para los competidores, dado que por su sobrexposición, han sido participes de polémicas, insultos, burlas, entre otros. Por esto es por lo que se estima que la carrera del freestyler no suele ser extensa en el ámbito competitivo.

De todas formas, dichos factores no han impedido que el freestyle se siga masificando, y hoy es cubierto por medios de comunicación digitales que permiten su expansión. Además, las batallas de rap freestyle también han acaparado la mirada de los medios de comunicación convencionales como el diario y la televisión, teniendo en esta última transmisiones exclusivas de diversos eventos.

Asimilación de las batallas de rap freestyle en el discurso hegemónico institucional

En la actualidad, el crecimiento de las batallas de rap freestyle ha sido tal, que el 21 de noviembre del 2020 se estrenó en televisión abierta el primer programa chileno exclusivo de esta disciplina, en el canal TV+, consolidándose como el primer programa de batallas freestyle de la televisión chilena. En dicho proyecto, se genera un circuito de participantes que compiten, que a su vez son evaluados por competidores expertos y con una amplia gama de títulos, mientras se da a conocer su vida y los esfuerzos en que incurren para poder vivir de su arte. Esta asimilación de lo que originalmente surge como una práctica contra cultural, por el discurso socialmente aceptado y la cultura hegemónica, influye también en la ejecución de la batalla y de los medios de evaluación.

“Antes se valoraba el ataque directo, la sangre, mucho de poner el pecho en cada rima, ahora ya se evalúa mucho más el Flow, el ritmo, la musicalidad que le das a una instrumental. Se valoran más las técnicas de las estructuras, la modulación y también la coherencia de cada frase.”. En los inicios, “los estilos a la hora de batallar no eran tan diversos en términos de ataques verbales. Las batallas de rap freestyle de un inicio, “eran más agresivas quizás; más ordinarias igual, caían más en lo vulgar, siempre denostar al oponente (…)”.
Hoy el panorama de las batallas de rap freestyle se ha visto limitado por la pandemia por Covid-19, lo que ha provocado que los eventos se realicen sin público y en su mayoría en modalidad online. Algunos de estos se han realizado mediante batallas en vivo, algunas presenciales y transmitidas online. También e han desarrollado batallas completamente a distancia, mediante videos de ataque y respuesta, posteriormente editados y unidos.

Además de la masificación en los medios, hoy en día las batallas de rap freestyle son progresivamente utilizadas como metodología activa de enseñanza aprendizaje, tanto en el contextos educación formal e informal. Este último hecho, demuestra que las batallas de rap freestyle se pueden llevar a distintos formatos, sin perder la esencia que las caracteriza.

Proyección de las rimas y la lírica

Luego de haber analizado el inicio, desarrollo y actualidad de las batallas de rap freestyle, al menos en Santiago de Chile, podemos concluir que estas han evolucionado positivamente para los competidores y sus adeptos, en muchos casos manteniendo viva y desarrollando la cultura Hip Hop, mediante el Rap como una de sus expresiones artísticas.

Tanto los partícipes como los activistas de las batallas de rap freestyle han podido mejorar su situación económica, laboral, social, en distinto grado según el nivel de dedicación y su vinculación con la práctica. Esto les ha permitido posicionarse en su arte como exponentes a nivel nacional e internacional, con todo el desarrollo socioeconómico que de ello deviene.

Muchos de los freestylers hoy connotados, en su momento iniciaron rapeando en la plaza o el transporte público, perseguidos incluso por las fuerzas de orden y seguridad pública, multados y hasta encarcelados, para pasar a hoy en día, cantar sus pensamientos rítmicamente improvisados ante millones de espectadores de decenas de países.

Las batallas de rap freestyle, que hoy incluyen circuitos profesionales que mueven millones de dólares en diversos lugares del mundo, ya han podido adaptarse a diversos procesos sociales e históricos, tal como se vio en el contexto de la crisis mundial de covid 19. Motivo de lo anterior, se espera que ahora, que los eventos pueden volver a desarrollarse progresivamente con público, seguirán creciendo, producto de las innovaciones organizacionales, nuevos adeptos, y el desarrollo personal de los participantes.

Brian Kevin Vásquez Mardones es periodista, diplomado en investigación y gestor de comunidades BDM. Jorge Albornoz Barrientos, abogado y magíster en Educación.

Mission News Theme by Compete Themes.