Press "Enter" to skip to content

Iglesias Evangélicas rechazan violencia y admiten desconexión con la realidad del país

ElPensador.io.- “Con la violencia, venga de donde venga, no podemos estar de acuerdo”. Así lo señala enfáticamente un comunicado de la Mesa Ampliada de Entidades Evangélicas UNE Chile, firmada por su presidente, el obispo Emiliano Soto.

De acuerdo con el mensaje, distribuido en el Día Nacional de Iglesias Evangélicas y Protestantes, “no es novedad que como Iglesias muchas veces nos hemos apartado, arrinconándonos en los templos, desconectados y ausentes de la realidad que vive nuestros país”, admitiendo que sufrieron una desconexión con muchas de las demandas sociales que han explotado en la reciente crisis social extendida por todo Chile.

Por ello, el obispo Soto formuló un llamado a “no sentir temor o angustia, sino a tener una valentía para enfrentar los desafíos que vienen, y ser influyentes en el lugar donde Dios nos está llamando… asumamos nuestro rol profético de proclamar la justicia social, la paz y la reconciliación en nuestra nación”.

Además, la declaración llamó a “orar por las autoridades de nuestra nación, oremos por sabiduría para que encuentren una salida a esta crisis social que ya lamentablemente ha cobrado víctimas de ambos lados, tanto ciudadanos como quienes han sido puestos para actuar en controlar los disturbios y lamentablemente se han causado millonarias pérdidas… Orar por la búsqueda del bien de todos los chilenos de las familias, de manera que sus demandas insatisfechas logren ser escuchadas y atendidas, por término de las injusticias, desigualdades y búsqueda de solución con la participación de todos los sectores”.

Destacó Soto en el comunicado que “algunos templos han sido atacados y los hermanos amedrentados”.

Asimismo, instó a orar y actuar “en favor de las familias de todos los chilenos… La solidaridad tiene muchas expresiones: un mensaje de aliento por WhatsApp, oraciones y hasta una ayuda económica o más”.

Mission News Theme by Compete Themes.