Press "Enter" to skip to content

La influencia de China en el Parlamento Europeo

Por Jakob Hanke Vela, Político.com.- Hace poco más de un año, un destacado legislador europeo instó a sus pares recién elegidos a que lo ayudaran a librar al bloque de la “competencia enconada” con China.

A primera vista, la invitación a un evento del Grupo de Amistad UE-China fue como de costumbre en el Parlamento Europeo. Muchos de los llamados grupos de amistad buscan promover los lazos culturales y económicos entre la UE y países que van desde los Emiratos Árabes Unidos hasta Taiwán.

“Se servirá champán y canapés”, decía la invitación del legislador.

Pero el grupo de China mostró un mayor potencial y ambición que otros de su tipo. Su líder, un conservador checo de alto perfil llamado Jan Zahradil, era vicepresidente del poderoso Comité de Comercio Internacional del Parlamento. Como tal, pudo intervenir en las decisiones comerciales de la UE y pudo obtener acceso a documentos de negociación sensibles de la Comisión Europea.

El secretario general del grupo era Gai Lin, un ciudadano chino que había ayudado a organizar más de una docena de viajes a China para los legisladores de la UE durante la última década y media, y estaba conectado a la extensa red de instituciones de poder blando de Beijing.

En su invitación, Zahradil insinuó la ventaja que confiere su puesto a los posibles miembros. Prometió utilizar su «perfil político más fuerte» para reforzar los lazos entre la UE y China, especialmente en las áreas de «política comercial y ambiental», esta última un área muy polémica al comienzo de las conversaciones comerciales.

Un año después, el grupo de Zahradil ha sido objeto de un feroz escrutinio por las preocupaciones de que está demasiado cerca de Beijing y podría estar dando a China una ventaja en las conversaciones comerciales en curso con Bruselas. Un eurodiputado de alto nivel que encabeza la delegación oficial del Parlamento para la divulgación con China, así como otras figuras parlamentarias y grupos de expertos cercanos al establecimiento de la política exterior de EEUU, dice que el grupo es parte de una constelación de organizaciones, ligadas de manera flexible o explícita a China que buscan impulsar la agenda de Beijing en el exterior.

Señalan que el grupo ha intensificado sus actividades en un momento en que Beijing se ha vuelto más asertivo en política exterior, con la UE acusando a China de difundir información errónea.

Zahradil rechazó las afirmaciones de que su puesto le había otorgado acceso privilegiado a la información sobre las políticas de la UE en China. «No cubro específicamente los archivos de China», dijo a Político.com en una respuesta enviada por correo electrónico a las preguntas. «No tengo acceso a ninguna información clasificada o confidencial sobre el tema, aparte [de] fuentes abiertas o materiales del Parlamento Europeo de acceso público».

Pero mientras la UE revisa su relación con China en medio de una polémica negociación comercial y presuntas violaciones de derechos humanos, la influencia de Beijing dentro del Parlamento Europeo ha hecho sonar las alarmas.

«Todos entendemos que hay gente de fuera que quiere subvertir nuestro sistema y procesos democráticos», dijo Raphaël Glucksmann, un legislador socialdemócrata francés que preside un nuevo Comité Especial sobre Interferencia Extranjera en todos los Procesos Democráticos en la UE. «Se trata de amenazas que están dentro de las instituciones y dentro del Parlamento».

Los funcionarios del parlamento que pidieron no ser nombrados por temor a sufrir represalias políticas dijeron que el grupo de amistad amenazaba los intereses de la UE porque sus posiciones reflejaban la agenda de Pekín y por la posición de su líder en el comité de comercio.

«Rápidamente me di cuenta de que este grupo no era algo con lo que quisiéramos estar asociados», dijo un funcionario que asistió al evento en octubre de 2019.

Otros dijeron que el grupo encaja con los crecientes esfuerzos de Pekín para fortalecer su influencia en Bruselas, esfuerzos que han abarcado desde financiar grupos de expertos hasta sospechas de espionaje contra instituciones de la UE.

En septiembre pasado, los servicios de seguridad belgas abrieron una investigación sobre un exdiplomático del Reino Unido y un exfuncionario de la Comisión Europea bajo sospecha de que estaba transmitiendo información confidencial a cambio de una remuneración. Y a principios de este año, los fiscales alemanes iniciaron una investigación sobre Gerhard Sabathil, un exfuncionario de la UE, acusado de pasar información a China, aunque esa investigación ahora se ha abandonado. No hay indicios de que Zahradil haya participado en tales actividades.

14 años, 15 viajes a China

Si bien Zahradil asumió el cargo en 2019, el Grupo de Amistad UE-China tiene raíces que se remontan a 2006, cuando fue lanzado por un eurodiputado conservador británico llamado Nirj Deva.

Pronto se destacó de otros grupos gracias a su nivel de actividad. Hubo múltiples viajes a China, 15 en total, todos por invitación de instituciones chinas, y el grupo asistió a eventos importantes como la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y la ceremonia de apertura de 2019 del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional.

El grupo también organizó «un diálogo político de alto nivel con varios jefes de estado y algunos líderes de las provincias chinas», según la comunicación interna del grupo visto por Político.com.

Cuando sus miembros viajaban al extranjero, los gastos de viaje y hotel eran asumidos regularmente por el gobierno chino.

El Comité Central del Partido Comunista Chino también patrocinó un viaje el año pasado de Yana Toom, eurodiputada estonia liberal y actual miembro del Grupo de Amistad, a Beijing y Shanghai para un evento sobre la cooperación de China con los países de Europa del Este, según divulga el eurodiputado.

Al evento de relanzamiento del año pasado, celebrado en las instalaciones del Parlamento Europeo en Estrasburgo el 23 de octubre de 2019, también asistió un diplomático chino de la Misión de China en la Unión Europea. La misión se ofreció a pagar bebidas y bocadillos. «Estuve de acuerdo y todavía no veo ningún problema con eso», dijo Zahradil.

El eurodiputado checo tenía la mente puesta en otro viaje grupal a Beijing este año, pero tuvo que posponerlo debido a la pandemia de coronavirus, que también ha detenido otras actividades del grupo en los últimos meses.

Tales visitas, que incluyeron reuniones con funcionarios de alto nivel del gobierno y del Partido Comunista en China, además de hablar con los medios de comunicación chinos, han frustrado durante mucho tiempo a los legisladores de la UE a cargo de la Delegación China oficial del Parlamento.

La delegación, formada poco después de la primera elección directa de la cámara en 1979, es el grupo de extensión oficial del Parlamento para China. Pero ha visto cómo su agenda se descarriló por el contacto paralelo del grupo de amigos con los líderes de China y en los medios de comunicación chinos, sin el consentimiento formal del Parlamento Europeo.

«El grupo de amistad UE-China ha sido una vergüenza desde que tengo memoria», dijo Reinhard Bütikofer, un destacado legislador alemán de la UE y presidente de la delegación de China.

Los grupos de amistad «son iniciados por un gobierno extranjero y son apoyados por ese gobierno extranjero de una forma u otra, y reúnen a personas que simpatizan con ese gobierno», dijo.

El legislador alemán agregó que los medios chinos retrataron a los miembros del grupo no oficial como los «verdaderos representantes» del Parlamento Europeo.

Tan recientemente como el mes pasado, Zahradil fue citado en los medios chinos sobre temas delicados como las negociaciones comerciales en curso, apariciones en los medios que, según Bütikofer, socavaron el poder de la delegación oficial de China del Parlamento y su trabajo diplomático en Beijing.

Zahradil reconoció que la delegación oficial cubrió una «agenda más compleja» y agregó que su grupo tuvo cuidado de no contradecir la posición oficial del Parlamento sobre asuntos relacionados con China. El grupo, por ejemplo, no toma posiciones públicas sobre temas delicados como las protestas de Hong Kong o la detención de musulmanes uigures en Xinjiang, dijo, refiriéndose a las reglas de procedimiento del parlamento que le impedían causar «confusión con las actividades oficiales».

«Esto es lo que respetamos plenamente», dijo Zahradil. «Bajo mi presidencia, planeamos concentrarnos en una agenda positiva en las relaciones mutuas entre la UE y China«.

La otra figura que ha llamado la atención de los legisladores de la UE es Gai Lin, el primer ciudadano chino contratado por el Parlamento Europeo, según el sitio web del grupo de amigos.

Gai comenzó a trabajar en la oficina de Deva, pero siguió siendo un actor clave en el grupo de amistad después de pasar a los servicios de Zahradil como asistente acreditado a tiempo parcial después de las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2019.

Como su secretario general, ayudó a formar el grupo de amistad, en un momento el más grande de su tipo en el Parlamento, según el sitio web del grupo. Zahradil dijo que el grupo cuenta actualmente con 15 miembros de 10 países de la UE y representa a todo el espectro político.

Pero Gai también ha atraído el escrutinio sobre sus vínculos con grupos vinculados a Beijing. Estaba afiliado a una «asociación del pueblo chino para la amistad de países extranjeros», que pertenece a una red de instituciones culturales de poder blando vinculadas al establecimiento de relaciones exteriores de China.

Enlaces de China

Según el think tank checo atlantista Sinopsis, la pertenencia de Gai al grupo equivalía a «evidencia de la conexión directa entre el grupo [Amistad UE-China] y el sistema de asuntos exteriores [del Partido Comunista Chino]».

En un documento de 42 páginas dedicado al grupo de amistad del Parlamento, Sinopsis, que recibe fondos del Fondo Nacional para la Democracia de EEUU, también subraya sus vínculos con una vasta red de otras organizaciones, incluidos grupos comerciales y cámaras de comercio.

Cuando se le preguntó sobre su pertenencia al grupo provincial, Gai escribió que su rol era un «título honorífico» sin responsabilidades que ocupó desde junio de 2015 hasta mayo de 2018.

Dijo que no había revelado el puesto en una «declaración obligatoria de ausencia de conflicto de intereses» cuando fue contratado por Zahradil porque creía que el cargo estaba fuera de su alcance.

Otros registros mostraron que el grupo del Parlamento Europeo ha cultivado constantemente lazos con el estado chino.

En 2010, creó una asociación con arreglo a la legislación belga que incluía a varias autoridades chinas como «socios» en su sitio web, incluida la Misión de la República Popular China a la UE, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China y otros.

Gai, quien fue secretario general de esta asociación hasta que dejó de funcionar en 2016, dijo que la asociación había organizado reuniones con las autoridades pero que no tenía una «asociación legalmente definida» con el estado. Deva, el ex presidente del grupo de amistad, no respondió a una solicitud de comentarios.

Los analistas argumentaron que el grupo del Parlamento es una de las muchas organizaciones que llevan a cabo una diplomacia favorable a China fuera de los canales oficiales.

«Todos están trabajando hacia los objetivos del Partido [Comunista Chino]. Y parte de esto pasa por asuntos exteriores y parte por estos grupos [de amistad]», dijo Mareike Ohlberg, investigadora principal del grupo de expertos transatlántico German Marshall Fund en Berlín.

Un documento del Centro de Evaluaciones Estratégicas y Presupuestarias, un grupo de expertos con sede en Washington cercano a la industria de defensa de Estados Unidos, alega que el Partido Comunista de China utiliza asociaciones de amistad para promover sus «prioridades nacionales y objetivos de política exterior» y que intenta cooptó «élites extraídas de la clase política y la comunidad empresarial de Europa» para hacerlo. Zahradil niega que ese sea el caso del Grupo de Amistad UE-China.

Los servicios de inteligencia belgas, que supervisan la mayoría de las asociaciones, ONG y grupos activos en el Barrio Europeo de Bruselas, también han estado siguiendo la actividad de estos grupos.

Su informe 2017-2018 señala que muchos grupos amigos de China se centraron en «establecer contactos con instituciones y partidos políticos europeos» para tener acceso a la información. Encontró «numerosas actividades chinas en Bélgica» destinadas a «adquirir conocimiento previo sobre decisiones, planes estratégicos y declaraciones políticas que pueden tener un impacto en China», dijo el informe, sin detallar las actividades.

La inteligencia china «intenta, a través de todo tipo de formas, influir en los políticos europeos, con la esperanza de que adopten una postura a favor de China», señala el informe.

Un portavoz de la Misión de China ante la Unión Europea dijo que el grupo había desempeñado un «papel positivo» en el fortalecimiento de las relaciones UE-China. «Es una práctica común que los parlamentos de todo el mundo desarrollen relaciones con sus homólogos extranjeros mediante el establecimiento de grupos de amistad… Desde el lanzamiento del Grupo de Amistad UE-China del Parlamento Europeo, la parte china ha apoyado de manera abierta y transparente a algunos actividades del grupo, tales como intercambios de personas, exposiciones culturales y seminarios».

El portavoz dijo que el gobierno chino «elogia al Grupo de Amistad UE-China por sus esfuerzos para construir la amistad y la confianza», y dijo: «China sigue comprometida a trabajar con los eurodiputados, incluidos los miembros del Grupo de Amistad para aumentar el apoyo público a China-UE, promover el crecimiento de las relaciones y entregar más beneficios a nuestros pueblos».

El servicio de Seguridad del Estado de Bélgica se negó a comentar sobre preguntas relacionadas con el grupo.

Fiel a la UE

A pesar de tales preocupaciones, el Parlamento Europeo nunca actuó de manera decisiva para frenar la influencia del Grupo de Amistad UE-China, que ha ganado influencia bajo Zahradil.

Como vicepresidente del Comité de Comercio Internacional, Zahradil puede solicitar acceso a documentos comerciales sensibles para cumplir con su función de escrutinio de las negociaciones de la Comisión con socios comerciales, incluida China. Los vicepresidentes reciben actualizaciones de los servicios del Parlamento sobre textos clasificados como «EU-RESTRICTED» y están invitados a recibir copias de estos documentos a pedido, que incluyen textos de trabajo sensibles de negociaciones en curso como el Acuerdo Integral de Inversión UE-China.

Los miembros ordinarios del comité de comercio pueden solicitar documentos de la Comisión con niveles más bajos de clasificación. La Comisión también informa a los eurodiputados en un «grupo de seguimiento» después de concluir las rondas de negociación con sus homólogos chinos y los miembros del comité de comercio suelen poder unirse a esas sesiones informativas «a puerta cerrada», que están cerradas al público.

«El acceso a la información generalmente se basa en preguntar… La regla es que se necesita saber», dijo Iuliu Winkler, otro vicepresidente de la comisión y relator del Parlamento para las negociaciones en curso sobre la UE-China. trato de inversión. Winkler se negó a comentar sobre preguntas sobre Zahradil y el Grupo de Amistad UE-China.

Zahradil dijo que no había buscado acceso a información sensible sobre cuestiones comerciales entre la UE y China. «No comparto con nadie información de las audiencias ‘a puerta cerrada’ y no presentó ninguna enmienda cuando se votan las resoluciones sobre China», dijo.

Gai enfatizó que su lealtad era hacia la UE y que nunca había intercambiado información sensible con funcionarios chinos. «No importa… mi ciudadanía china, he sido leal a la UE desde que me convertí en miembro del personal [miembro] de las instituciones de la UE«, escribió por correo electrónico.

Zahradil señaló que la contratación de Gai había sido aprobada por los servicios del Parlamento y que había firmado declaraciones subrayando g no tenía ningún conflicto de intereses en su cargo y respetaría las reglas de confidencialidad «que le impiden revelar cualquier información al exterior», agregó el legislador checo.

«El señor Gai Lin ha estado viviendo y trabajando en Bélgica durante al menos 14 años recientes con pleno conocimiento y permiso de las autoridades belgas pertinentes, incluidos los controles de seguridad adecuados. Ni las autoridades del Parlamento Europeo ni las autoridades belgas se han acercado a mí, ni formal ni informalmente con cualquier indicio de que el señor Gai Lin podría representar un riesgo de seguridad para los intereses de la UE «, añadió Zahradil.

El punto ciego del parlamento

Para el Parlamento Europeo, los grupos de amistad como el encabezado por Zahradil caen en un punto ciego regulatorio.

En 2018, legisladores prominentes advirtieron a los líderes del Parlamento sobre la influencia maligna de los grupos de amigos, escribió EU Observer. Y el Parlamento reformó sus reglas en enero de 2019 para obligar a las organizaciones informales, incluidos los grupos de amistad, a declarar «cualquier apoyo, ya sea en efectivo o en especie» y para facultar a un círculo selecto de eurodiputados para supervisar estas declaraciones y hacer cumplir las reglas.

Pero los grupos de amigos no tienen que declarar su existencia. «Las agrupaciones no oficiales, incluidos los denominados ‘grupos de amistad’, no están obligados a declarar su existencia ni su composición. Por tanto, el Parlamento no tiene una lista de estos ‘grupos de amistad'», dijo un portavoz del Parlamento Europeo.

Hacer o no divulgaciones depende totalmente de los legisladores que dirigen los grupos. Los eurodiputados individuales tienen que «asegurarse de que su declaración de intereses financieros sea precisa y actualizada», incluida la declaración de obsequios de funcionarios extranjeros, dijo el vocero.

En el caso del grupo de amistad de China, debido a que es una «reunión informal de MEPS», «no posee ninguna cuenta bancaria, no tiene fuentes de ingresos propias, no prepara ningún presupuesto anual», dijo Zahradil. Dijo que no había recibido «ningún financiamiento, donaciones y contribuciones ni ningún otro apoyo» desde el evento de lanzamiento en Estrasburgo. Zahradil dijo que «no estaba al tanto» de la financiación del grupo antes de su presidencia.

Los eurodiputados también rara vez declaran obsequios: en los 16 meses desde que 751 miembros recién elegidos asumieron el cargo, se declararon un total de tres obsequios, según muestran los registros del Parlamento. Cuando se le preguntó sobre las actividades del Grupo de Amistad UE-China específicamente, el Parlamento Europeo se negó a comentar.

«Es difícil hacer cumplir las reglas existentes», reconoció Bütikofer. «Pero los cuestores [miembros seleccionados del Parlamento que supervisan las reglas] aún deben cumplir con su obligación bajo la regulación existente de garantizar que se cumplan las reglas».

El nuevo Comité Especial sobre Interferencia Extranjera en todos los Procesos Democráticos de la UE se ha encargado de erradicar la influencia extranjera de las instituciones de la UE, incluido el Parlamento.

«Evaluar el nivel de penetración en lo que respecta a la corrupción individual y los vínculos individuales será una de las cosas clave de nuestro comité», dijo Glucksmann, su presidente, y agregó que el grupo solicitaría información a los servicios de seguridad.

«Una cosa que realmente me molesta es la capacidad de los europeos de sorprenderse cada vez», dijo Glucksmann sobre la interferencia extranjera en la política europea. «Estoy harto de esto … Nuestra responsabilidad, de izquierda a derecha [en el espectro político] es asegurarnos de que no nos sorprendan más».

Mission News Theme by Compete Themes.