Press "Enter" to skip to content

La operación para «bajar» al ex subsecretario de Telecomunicaciones del directorio de TVN

ElPensador.io.- La próxima renovación del directorio de TVN ha generado, como siempre, una serie de negociaciones políticas, atendido que los partidos tienen “cupos” asignados para esos puestos.

Hasta ahora, sin embargo, ni el PPD y ni la Democracia Cristiana han logrado definir los criterios de sus candidatos. Sólo saben que debe haber una mujer y no hay coincidencia sobre la incorporación de un integrante con perfil técnico, más allá de lo político.

Los nombres que han ido conformando las ternas solicitadas por el Ejecutivo son de distinta naturaleza. Algunos llevan ocupando cargos en los gobiernos de la Concertación desde el la década de los 90, como el ex ministro del Interior Jorge Burgos, el ex diputado Juan Carlos Latorre y Aldo Cornejo, el ex subsecretario de Relaciones Exteriores Edgardo Riveros y la ex ministra de Educación, Adriana Delpiano.

Algunos, desde el Senado, están apostando por profesionalizar el directorio de TVN integrando a expertos, conocedores de los nuevos modelos de televisión, y particularmente de televisión pública, personas que se manejen en ambientes regulatorios y plataformas tecnológicas convergentes, y que tengan experiencia en gestión financiera en empresas públicas de gran tamaño.

En este grupo se encuentra el nombre del ex subsecretario de Telecomunicaciones, Rodrigo Ramírez, Doctor en Comunicación Audiovisual en la Universidad Autónoma de Barcelona, creador del primer canal de TV abierta digital en el país, y que fue el encargado de implementar la Ley de TV digital.

Junto a él, hay otros nombres que conforman una lista de 10 candidatos que tienen currículum técnico reconocido.

Sin embargo, una serie de publicaciones coordinadas han empañado el proceso en el caso de Ramírez.

Operación mediática

Primero en La Segunda, luego en El Mostrador y más tarde en Radio Biobío, aparecieron publicaciones han sembrado la duda sobre que el ex subsecretario, a propósito de un supuesto sumario en su contra fondos que estarían presuntamente pendientes de pago por una visita a la base antártica.

Así lo consignó El Mostrador en su sección “sin editar” del viernes 3 pasado. El medio debió rectificar a las pocas horas como Nota de Redacción y, paralelamente, publicar como carta al director la rectificación solicitada por Ramírez.

Luego, Radio Biobío publicaba “el cuestionado viaje a la Antártica de candidato PPD para el directorio de TVN”, replicando lo publicado en el matutino y en el diario digital, con la siguiente bajada “…esta compleja situación podría debilitar la opción de Ramírez de llegar a ser director de TVN…”.

Los hechos, sin embargo, son claros. “No existe sumario en su contra”, fue la respuesta desde la Intendencia Regional de Magallanes. Primero, porque quienes conocen la administración pública y el estatuto administrativo saben que es improcedente que una repartición instruya un sumario a otra autoridad de una repartición distinta. Lo que ha hecho la Intendenta, María Teresa Castañón, que lleva pocas semanas en su cargo, es anunciar un sumario administrativo a la Intendencia Regional por una factura que llegó emitida por la FACH recién el 8 de junio por un apoyo prestado el 1 de febrero.

La factura llamó la atención a la actual intendenta, debido al plazo (fue emitida seis meses después de prestado el servicio), por la forma (es una factura exenta de IVA en un servicio de transportes), porque no especifica qué tipo de apoyo significó (el viaje desde la Base Frei y la Base O’higgins), y porque la Fuerza Aérea de Chile no suele cobrar por estos servicios.

El director del Instituto Chileno Antártico, Marcelo Leppe, explicó esas dudas en un cuestionario enviado a Radio Biobío.

Es así como el INACH invitó, entre otras autoridades locales, al Intendente de Magallanes y de la Antártica Chilena, quien no pudo asistir y en su lugar sugirió extender la invitación al entonces Subsecretario de Telecomunicaciones y un equipo de profesionales asociados al proyecto Fibra Óptica Austral (de esa subsecretaría), para evaluar la factibilidad técnica de extender el cableado desde Puerto Williams hasta isla Rey Jorge, y eventualmente hasta la península Antártica”. El motivo era realizar una prospección del Proyecto de Fibra Óptica Austral, que está en plena ejecución, y las oportunidades de extender el cable submarino hasta la Antártica.

Los antecedentes del viaje

El viaje del ex subsecretario se aprobó a través de la Resolución Exenta Nº139 para el cometido a la Región de Magallanes el día 26 de Enero, donde se establecían los días que comprendía el viaje.

Efectivamente, la primera reunión fue el 31 de enero, cita de trabajo preparatorio para el viaje a la Base Presidente Frei en las dependencias de la dirección del Instituto Chileno Antártico, ubicado en el centro de Punta Arenas.

En la oportunidad, el INACH presentó tres informes, que fueron los primeros insumos para el trabajo de los dos días siguientes. El director de INACH, Marcelo Leppe, afirmó que “la Fibra Óptica Austral es el impulso para otro desafío mayor, que es la conectividad en la Antártica. Su llegada allá sería fundamental. Actualmente hay temas como el impacto del cambio climático, que necesitan mediciones de redes de sensores en tiempo real para su estudio. Eso requiere contar con centros de Big Data y computadores de alta performance. Nuestra región puede ser clave para ayudar a entender cómo interactúan los fenómenos que ocurren, por ejemplo, en la Antártica y su influencia en Sudamérica y el resto del mundo”.

Finalizada la reunión de trabajo, esperaron en la misma dependencia del INACH, a la espera del aviso de dirigirse al aeropuerto. El INACH fue el anfitrión de la visita, costeó los pasajes Punta Arenas / Isla Rey Jorge realizado con Aerovías DAP (ida, 31 de enero) y con la Fuerza Aérea de Colombia (regreso, 2 febrero), en cupos gestionados por el Instituto Antártico Chileno. No hubo traslado efectuado por la FACH ni de ida ni regreso.

Al día siguiente, durante la estadía en la Isla Rey Jorge, luego de los saludos protocolares con el Comandante Cubillos de la Base Eduardo Frei, surge la posibilidad del viaje desde ahí hacia la Base O’higgins, dada las buenas condiciones climáticas y la disponibilidad de un helicóptero presente en esa Base. Es ahí donde se gestiona el traslado con los debidos protocolos a través de lo que la Intendencia Regional tiene establecido para estos efectos.

Para la FACH, a su vez, realizar este tipo de apoyo no es nada nuevo. Por esta razón, existen los protocolos establecidos por esta rama del Ejército para responder a este tipo de requerimientos. Uno de los protocolos es que, para que sea un “vuelo oficial”, debe haber una autoridad, en este caso el propio subsecretario. Fue de esta manera que quienes abordan el helicóptero son la ex autoridad junto a tres expertos en despliegue de fibra submarina. Número de tripulantes sugerido por la FACH dado el tamaño del helicóptero.

El ex intendente de Magallanes, Jorge Flies, afirmó que “la FACH siempre ha proporcionado sus aeronaves y tripulación, para cubrir en determinadas circunstancias, los viajes que el intendente regional les solicita, atendida necesidades de Estado. Esto no sólo ocurrió en mi administración, sino que con todos los que me precedieron”. Ni el Gobierno Regional ni la Subsecretaría de Telecomunicaciones entendieron la prestación otorgada como una compra de servicios.

Si hubiera sido una compra de servicios, señalan fuentes cercanas a este proceso, debería haber existido una licitación pública o un proceso de contrato por trato directo o convenio marco.

El 1 de febrero en la tarde, entre las 16 a 20 horas se realizaron las actividades protocolares en el contexto del 23 aniversario de la Base Científica Escudero del Instituto Chileno Antártico, ubicada en la misma Isla Rey Jorge. Paralelamente, el equipo técnico recorría esas dependencias levantando información para realizar el “Deskot”, que es el trabajo previo a un estudio de prefactibilidad.

El 2 de febrero, aterriza el avión de la Fuerza Aérea Colombiana que traslada al equipo de la Subsecretaría de Telecomunicaciones desde la Base Presidente Frei hacia Punta Arenas.

En Punta Arenas, entre el equipo técnico, se encontraba el Jefe de Ingeniería del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones y tres expertos en el despliegue de fibra submarina provenientes de Huawei Submarine, Global Marine y Bentos. Dos extranjeros y un chileno con reconocido prestigio internacional, siendo Bentos, por ejemplo, una empresa nacional que estuvo a cargo de realizar el “servey de ingeniería” del cable “Curi” de Google que se desplegará entre Valparaíso y San Francisco, Estados Unidos.

Cuestionamientos por “lobby”

En la nota de radio Biobío se alude a que esta visita efectuada por una invitación del INACH y al encontrarse con estos profesionales se debió registrar en la Plataforma de Lobby. El ex subsecretario Rodrigo Ramírez respondió que “el deber de registro de la ley de lobby incluye los viajes realizados por los sujetos pasivos, en este caso subsecretario en el ejercicio de sus funciones, a lo cual se dio cumplimiento en la forma y plazos establecidos según consta en la plataforma.

“Respecto del registro de audiencias la ley establece que se deben registrar todas aquellas audiencias y reuniones solicitadas que tengan por objeto el lobby o la gestión de intereses particulares. Sin embargo y tal como señala el articulo 6 de la norma no constituyen lobby los planteamientos o peticiones realizados con ocasión de una reunión, asamblea o actividad de carácter publico y aquellas que tengan estricta relación con el trabajo en terreno propio de las tareas realizadas por la autoridad en el ejercicio de sus funciones, así como toda declaración, actuación o comunicación hecha por la autoridad en el ejercicio de sus funciones”. 

Eso es exactamente lo que ocurrió en la visita, y por lo tanto no correspondía registro.

En mayor de este año, cuatro meses después del cuestionado traslado en helicóptero, se produce una auditoria efectuada por la Contraloría Regional, en su pre Informe recomienda a la FACH establecer “convenio marco” con instituciones públicas para que este tipo de apoyo sea incluido en los libros contables y registros de la Fuerza Aérea. Dos meses después, la FACH remite la factura en cuestión a la Intendencia Regional de Magallanes y Antártica Chilena.

La actual intendenta Regional, María Teresa Castañón, anunció que solicitará a la Contraloría un sumario administrativo por haber derivado y no haber rechazado la factura presentada por la FACH. El plazo para rechazar el cobro de una factura es de 8 días o se entiende irrevocablemente aceptada.

De esta forma se intentó instalar la idea de una cierta “inhabilidad” en el caso que Ramírez fuera finalmente el escogido en la terna del PPD, aunque no hay evidencia alguna de un accionar erróneo por su parte.

Mission News Theme by Compete Themes.