Press "Enter" to skip to content

Los escenarios ante la desaparición del líder de Corea del Norte

ElPensador.io.- Mientras desde Corea del Norte siguen enviando mensajes de desmentido sobre la supuesta muerte de su líder Kim Jong-un, de 36 años, su larga y hasta ahora inexplicable ausencia ya genera análisis sobre qué pasará en esa nación asiática de raigambre monárquico comunista en caso de que desaparezca.

Por lo menos parece que ese escenario no le gusta -o al menos la incertidumbre- a sus principales adversarios: los gobiernos de Corea del Sur y Estados Unidos. En Seúl se ha declarado que no se detecta nada “inusual” en su vecino del norte, y en Washington, el presidente Donald Trump calificó de «incorrecto» y «falso» un informe de que Kim estaba «en grave peligro» después de una cirugía.

Mientras tanto, medios como TMZ (el mismo que dio a conocer la muerte de Michael Jackson) ya ha informado que el líder norcoreano habría muerto tras una fallida cirugía cardíaca; otras informaciones en redes sociales sugieren que sólo se está recuperando de un esguince de tobillo; y otros afirman que murió contagiado por COVID-19. Esto último, aparentemente, habría salido de un dato de un médico chino enviado por el gobierno de Beijing para tratarlo.

Esto último no es menor. Según el diario The New York Times un rumor que circula en las aplicaciones de mensajería de Corea del Sur afirma que después de que los médicos franceses no pudieron despertar a Kim Jong-un de su «coma», Kim Pyong-il (tío del líder norcoreano) tomó el poder con la ayuda de las élites pro-chinas en Pyongyang, y que la “poderosa hermana” de Kim Jogn-un, Kim Yo-jong, ha sido detenida mientras Beijing está negociando en secreto con Washington sobre el futuro de Corea del Norte y sus armas nucleares.

Seúl ha cuestionado la precisión de los informes no confirmados, mientras que los medios de comunicación de Corea del Sur parecen descartar la mayoría de ellos como rumores en línea que se propagan a través de las redes sociales chinas y más allá. Pero no pueden ignorarse por completo, ya que Corea del Norte es tan reservada que las agencias de inteligencia más poderosas del mundo no han podido penetrar en los círculos internos de Kim.

Preocupación nuclear

Kim apareció por última vez públicamente el 11 de abril pasado, cuando presidió una reunión del Politburó. Las especulaciones sobre su salud comenzaron a arremolinarse después de que Kim se perdiera las celebraciones estatales por el feriado más importante de su país, el cumpleaños del 15 de abril de su abuelo y fundador de Corea del Norte, Kim Il-sung.

Las investigaciones han llevado a la inteligencia internacional a chequear Wonsan, un pueblo de la costa este donde la familia de Kim Jogn-un tiene un complejo costero con yates, motos de agua, una pista de caballos y una estación de tren privada y, adicionalmente, es uno de los sitios favoritos del líder supremo para realizar pruebas de misiles.

Un tren «probablemente perteneciente” a Kim ha estado estacionado allí desde al menos el martes, afirma 38North, un sitio web especializado en Corea del Norte,  38 North, un sitio web con sede en Washington especializado en Corea del Norte. Paralelamente, un informe de noticias de Corea del Sur afirmó que Estados Unidos había detectado preparativos para una prueba de misiles en Sondeok, un poco más al norte en la costa este, donde Corea del Norte lanzó misiles en agosto del año pasado y nuevamente en marzo.

Vacío de poder

Y es que la repentina desaparición de Kim Jong-un podría crear un vacío de poder con implicaciones de largo alcance, especialmente por el destino del arsenal nuclear, donde además un escenario posible es que China envíe tropas para “estabilizar” el pequeño país asiático. La mayor presencia de Beijing en Corea del Norte significaría desestabilizar el precario equilibrio en la zona, alertando a Corea del Sur y eventualmente obligando a EEUU a intervenir.

Quién suceda a Kim Jong-un, por lo tanto, no es un tema menor.

“¿Será su única hermana, Kim Yo-jong, quien recientemente amplió su papel en su gobierno? ¿Qué pasa con Kim Pyong-il, quien regresó a casa el año pasado después de servir durante décadas como embajador discreto de Corea del Norte en los países de Europa del Este?”, se pregunta un artículo de The New York Times.

Algunos predicen que un liderazgo colectivo sería dirigido por Choe Ryong-hae, el número 2 en la jerarquía gubernamental, descrito como un ambicioso general que podría estar en condiciones de articular un golpe de Estado. Un escenario de estas características implicaría destronar a la familia Kim.

Pero los rumores, de todas maneras, se mantienen en un nivel discreto, toda vez que la historia de los Kim ha sido la de generar campañas de desinformación. De hecho, el fundador de la dinastía, Kim Il-sing en 1986, fue dado por muerto en un ataque armado por medios de comunicación, y reapareció dos días después.

En 2014, Kim Jong-un desapareció durante más de un mes, lo que provocó rumores de que podría haber sido depuesto en un golpe de Estado. Los medios de comunicación de Corea del Norte luego lo mostraron caminando con un bastón después de lo que la inteligencia de Corea del Sur llamó una cirugía de tobillo.

En 2015, un desertor de Corea del Norte afirmó que Kim ordenó que mataran a su propia tía con veneno. Pero la tía, Kim Kyong-hui, resurgió en Pyongyang en enero.

Las dudas que surgen corresponden al momento y a la campaña de preeminencia que podría estar buscando China, en medio de la pandemia mundial por coronavirus, mientras el resto del mundo no tiene capacidad de intervención adecuada.

Mission News Theme by Compete Themes.