Press "Enter" to skip to content

Cuidado con el Síndrome del Impostor

Sr Director 

Es más usual de lo que se cree, pero no tan conocido, y causa estragos en el mundo del trabajo. Afecta al 70% de las personas al menos una vez durante su vida, y especialmente a mujeres: se trata del denominado “Síndrome del Impostor”.

Uno de sus principales síntomas es no sentirse lo suficientemente buena, apta o capaz para desempeñarse en un puesto o incluso subir peldaños en la escala de la empresa, generando incluso la sensación de ser una “impostora”. Si bien se trata de un problema interno, puede ser acrecentado por un entorno de inequidad de género. Y afecta a todo tipo de personas por igual, incluso celebridades han reconocido sufrirlo, como las actrices Michelle Pfeiffer y Kate Winslet o la ex directora de la OMS, Margaret Chan.

Algunos factores son el perfeccionismo, la necesidad imperiosa de destacar en lo que se hace y la excesiva autocrítica, complementado con un permanente miedo al fracaso, e incluso llegar a creer que las personas no tienen el suficiente criterio como para fiarte de sus halagos. En definitiva, inseguridad.

El primer paso para superarlo es ser amable con uno mismo, perdonarse las fallas entendiendo que errar es humano y parte del aprendizaje y ¿Por qué no? Premiarse. La situación de pandemia y un largo año de encierro, con presiones constantes y tal vez esa autoexigencia por mantenerse productivo y que el talento sea reconocido en el mundo laboral, puede ser la ocasión perfecta para conversar con uno mismo, hacerse ciertas preguntas y poder encontrar el camino. Porque trabajo y felicidad sí van de la mano.

Atentamente

Anabella Capetillo
Asistente social. Gerente de Diversidad e Inclusión de ManpowerGroup Chile

Mission News Theme by Compete Themes.