Press "Enter" to skip to content

Hobsbawm, el gran historiador del siglo XX

José Luis Donoso.- Hace ya diez años que nos dejara Eric Hobsbawm, historiador británico de la escuela marxista que llevara el desarrollo de esta visión de la historiografía a su máxima expresión. Paralelamente, Hobsbawm alcanzaría gran popularidad en el mundo cultural contemporáneo, lo anterior derivado de la condición de best seller que detentara uno de sus textos más conocidos, la universalmente publicada “Historia del Siglo XX”.

En un mundo dominado por el discurso neoconservador sorprende la amplia difusión y número de ventas que los libros de Hobsbawm llegaran a tener en el mercado literario, cuya explicación se encontraría, paradójicamente, no en una cuidada estrategia de marketing, sino por el contrario, en uno de los principales objetivos que Hobsbawm se propusiera al realizar su obra: escribir con un lenguaje de fácil comprensión para la gran mayoría de sus potenciales lectores, la gente común.

“Age of extremes, The short Twentieth Century 1914-1991”, título original en inglés del libro de Hobsbawm, nos presenta cronológicamente los hitos fundamentales para una cabal comprensión del desarrollo de la Humanidad en el período de mayor densidad histórica en la vida del Hombre sobre la Tierra, de las mayores transformaciones económicas, políticas y sociales que por vez primera ocurrieran además a escala mundial, en términos de categorías territoriales y demográficas.

El texto nos explica, con gran pedagogía, los cambios que experimentara la sociedad durante el siglo XX en su tránsito de un mundo definido por la expansión de la revolución industrial, la modernidad y las ideologías hasta uno de fines de siglo marcado por el capitalismo financiero transnacional, la globalización y la postmodernidad que anunciara el desencanto con las ideologías clásicas.

Alejandro San Francisco, en una de sus columnas para el diario La Tercera, señala a la falta de perspectiva con los socialismos reales como la principal contradicción del historiador británico, criticado por ser demasiado condescendiente con el régimen soviético y los gobiernos de la Europa Oriental, mientras era lapidario con los Estados Unidos y sus intervenciones militares en diversas partes del mundo. El historiador y académico de la Universidad Católica sospecha de un Hobsbawm aún convencido en la validez del pensamiento de Marx para explicar el mundo futuro, para el cual el liberalismo político y económico, por separado o en combinación, no pueden proporcionar la solución a los problemas del siglo XXI.

Alejandro San Francisco, sin embargo, al final de su artículo reconoce la solidez de la obra del historiador británico, para lo cual cita al también historiador de la misma nacionalidad Tony Judt, para quien el trabajo de su colega tiene un ojo despiadadamente inquisitivo que lo ha convertido en un guía indispensable para el siglo XX.

La Primera Guerra Mundial, la revolución bolchevique, la gran crisis económica del 29, el fin del liberalismo, el auge del fascismo-nazismo, el arte de vanguardia, la segunda guerra mundial, el Holocausto judío, el fin de los imperios, la guerra fría, el socialismo real, el tercer mundo, la descolonización, la irrupción de China e India, el aumento de la esperanza de vida, la revolución social, la carrera espacial, la guerrilla en Latinoamérica, la revolución cultural, las crisis alimentaria y del petróleo, la revolución científico-tecnológica y el fin de la Unión Soviética son las temáticas abordadas en forma magistral, con escritura inteligible para todo público en Historia del Siglo XX, situación que consolidara a Hobsbawm como el historiador más importante del siglo en el cual viviera y, a su libro, como un ejemplar esencial en la biblioteca de quienes se interesen por la Historia y sientan la necesidad de entender el mundo en el cual viven para aportar a la construcción de una sociedad más libre e igualitaria.

José Luis Donoso Garri es Licenciado en Historia UCV