Press "Enter" to skip to content

Legislar para la gente y no para los amigos del Presidente

Por Camila Vallejo D.– Cuando se votó el proyecto de reducción de la jornada laboral a 40 horas en la sala de la Cámara de Diputados, el 7 de noviembre del 2019, pasó algo insospechado. Tras la votación, me encontré en un pasillo del Congreso con el diputado Diego Schalper, quien me dijo: “Bien, Camila, voté a favor”. Yo, que sólo había visto que se había aprobado, pero no me había fijado en el detalle, le respondí con incredulidad: “¡Yaaa!” El diputado me dijo: “En serio, me convenciste”.

Creo que incluso ahí no le creí. Todo ese año nos habíamos encontrado en debates en los que, de una forma u otra, el diputado Schalper se negaba rotundamente a una jornada laboral más corta. Tuve que revisar la votación para darme cuenta que era cierto: el diputado de Renovación Nacional, ya en la última votación del proyecto en la Cámara, había aprobado las 40 horas. Junto con él votaron a favor otros diputados de su partido: Gonzalo Fuenzalida, Pablo Prieto, Hugo Rey y Cristóbal Urruticoechea. Esto, pese al instructivo que había enviado el Gobierno para que los diputados de su coalición rechazaran el proyecto.

Estos mismos diputados, pese a que en un principio plantearon un rechazo al retiro del 10% de las AFP, también terminaron por aprobarlo. Se convencieron, en el camino, de que la pandemia no sólo ha arrasado con miles de vidas, ha destruido miles de familias, sino que también ha atacado millones de puestos laborales, ha mermado los ingresos de millones de personas trabajadoras que han tenido que elegir entre exponerse al contagio o quedarse sin trabajo.

Mientras los súper millonarios chilenos aumentaron su fortuna en un 73%, más de dos millones de chilenos cayeron en la vulnerabilidad. Esto es simplemente inmoral y no resiste ningún análisis. El propio Presidente Sebastián Piñera aumentó su fortuna en 300 millones de dólares. Ese mismo Presidente anuncia que llevará el Impuesto a los Súper Ricos al Tribunal Constitucional ¡para evitar que le cobren impuestos a su propia fortuna! ¡Esto es una vergüenza!

Hoy les pedimos a esos diputados, que se abrieron a dialogar y a dejarse convencer con las 40 horas, con el retiro del 10% de las AFP, que legislen para las personas trabajadoras. Para todas esas personas a las que le reparten propaganda de campaña en la feria, en los clubes de adulto mayor, en los casa a casa. Que escuchen a esas familias que están siendo excluidas de los apoyos económicos por la burocracia del Estado y la hiper focalización del gobierno, a los millones de trabajadores que ya no tienen fondos que retirar en las AFP. Les pedimos que legislen para la gente y no para cuidarle el bolsillo al Presidente y sus amigos súper millonarios.

No puede ser que seamos nosotros, diputados y senadores, quienes dificultemos la sobrevivencia de las personas. No podemos ser nosotros quienes, cual emperadores romanos, levantemos o bajemos el pulgar decidiendo quiénes pueden protegerse del COVID y quienes deben rascarse con sus propias uñas.

El proyecto es sencillo: un impuesto del 2,5% a las fortunas superiores a 22 millones de dólares para así financiar un ingreso universal para millones de personas. Estamos disponibles a hacer todas las mejoras que sean necesarias para lograr este objetivo.

Renovación Nacional pide al Presidente no llevar el tercer retiro al Tribunal Constitucional, poniendo las necesidades de miles de familias trabajadoras por sobre las jugarretas o gallitos políticos. A ese espíritu apelamos también con el Impuesto a los Súper Ricos. Al mismo espíritu de unidad y solidaridad que pide en cadena nacional el ministro Paris al dar las peores cifras de toda la pandemia con más de 9 mil contagios: ¿contaremos con la solidaridad de Renovación Nacional y de la centroderecha para avanzar en el Impuesto a los Súper Ricos? Para avanzar en un ingreso universal, ¿tendremos solidaridad de parte de los que más tienen? ¿Contaremos con la solidaridad de la familia Piñera, la familia Luksic, la familia Paulman o la familia Angelini? ¿O seguiremos dejando a los trabajadores a su suerte, condenándolos al contagio y la miseria?. Les toca a ustedes decidirlo.

Camila Vallejo es geógrafa y diputada por el distrito 12

 

Mission News Theme by Compete Themes.